Friday, 20 Abril 2018

 
Un informe realizado por la Cátedra de Criminología y Control Social de la Universidad Nacional de Rosario, reveló que "en los últimos ocho años Rosario duplicó la tasa de homicidios y se convirtió en la ciudad más violenta del país, y que el perfil de víctimas y victimarios es el mismo: varones jóvenes de barrios pobres, de entre 18 y 25 años. Y lo mas preocpuante, que el 78 por ciento de esos casos quedan impunes.
 
"Esto es muy significativo, tiene que ver con la forma que investiga la Justicia Penal en la ciudad y con las prácticas policiales", explicó Eugenia Cozzi, coordinadora del equipo de investigación. "La baja tasa de condena se basa en la no investigación de estos hechos. En algunos casos la investigación avanza porque hay familiares moviendo la causa. Esto tiene que ver con rutinas del poder judicial", agregó. El hecho de que en muchos casos se individualice a un sospechoso y luego se lo indague, no significa que esa causa avanza. De los 145 homicidios analizados, en el 69 por ciento de los casos no hubo sospechosos procesados.
 
Fuente: Rosario 12

 
 

© Edición 24 "Otra parte de la realidad" 2005-2014. Todos los derechos reservados