Friday, 20 Abril 2018

 
Buenos Aires (AICA): El primer informe del Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones en la Argentina advirtió que la venta de drogas en los barrios aumentó un 50% entre los años 2010 y 2014 y que este reconocimiento llegó al 45% en los hogares urbanos. 
 
El estudio determinó también que el registro de la venta de drogas es mayor en los barrios con falta de presencia policial y que las adicciones severas registraron ser un problema en el 3,6% de las familias urbanas de la Argentina correspondiendo a una población de 459.966 casos en 2014. En dichos hogares habitan 1.524.350 personas que se incluyen dentro de una situación de vulnerabilidad por ser parte o estar afectados por el problema.
 
El primer informe del Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones en la Argentina advirtió que la venta de drogas en los barrios aumentó un 50% entre los años 2010 y 2014 y que este reconocimiento llegó al 45% en los hogares urbanos. 
 
Asimismo, indicó que si bien el incremento en la venta de drogas tuvo lugar en todos los tipos de barrios, este aumento no fue simétrico, dado que para los barrios del nivel socio económico medio alto fue cercano a un 30% y para el resto el aumento se ubicó entre el 50 y 60% en igual período. 
 
La presentación estuvo a cargo del arzobispo Víctor Manuel Fernández, rector de la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires (UCA) y del doctor Agustín Salvia, investigador jefe y coordinador del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA). 
 
El estudio determinó que el registro de la venta de drogas es mayor en los barrios con falta de presencia policial. Sin embargo, se destaca que entre 2010 y 2014 el incremento en la percepción sobre la venta de drogas creció en proporciones similares tanto en los barrios con presencia policial como en los que se registró falta de la misma. 
 
Las adicciones severas registraron ser un problema en el 3,6% de las familias urbanas de la Argentina correspondiendo a una población de 459.966 casos en 2014. En dichos hogares habitan 1.524.350 personas que se incluyen dentro de una situación de vulnerabilidad por ser parte o estar afectados por el problema. 
 
El consumo problemático del alcohol es el principal flagelo en las familias (2,7%), seguido de la adicción a las drogas ilegales. Estas últimas se registran en el 1,9% de los hogares urbanos (242.759 casos). La adicción asociada tanto al alcohol como a las drogas ilícitas se hace presente en al menos el 0,9% de los hogares (114.991 casos). 
 
Además de los datos estadísticos, el informe del Barómetro ofrece recomendaciones para hacer frente a esta problemática.+ 
 
Fuente: http://www.aica.org/17833-uca-en-cuatro-anos-aumento-un-0-la-venta-de.html

 
 

© Edición 24 "Otra parte de la realidad" 2005-2014. Todos los derechos reservados