Thursday, 19 Abril 2018

 
Un estadounidense en estado de ebriedad llamó al 911 para quejarse de que su novia no quería “entregarle la cola”, según sus propias palabras. Su mujer contó que su negativa se debió a que su nieto se encontraba durmiendo en la misma cama.
 
“No quiere entregar la cola”, dijo Patrick Dogget, de 53 años, al llamar policía quejándose porque su mujer, Faye Woodruff, no quería tener sexo.
 
 
Al parecer, el hombre había bebido alcohol durante el transcurso del día y se enojó cuando su pareja se negó a tener relaciones sexuales con él, principalmente porque su nieto se encontraba en la misma cama.
 
 
Esto pareció ser una emergencia para Doggett que no dudó en llamar a la policía al grito de “no quiere entregar la cola”, hecho que le costó pasar un día en la cárcel, según informó el New York Daily Mail.

 
 

© Edición 24 "Otra parte de la realidad" 2005-2014. Todos los derechos reservados