Friday, 20 Abril 2018

 
Quilmes - La oficial de la Policía Bonaerense María Belén González le dijo su mamá que no guarda rencor para con los delincuentes que la arrollaron reiteradas oportunidades con un auto luego de robarle su arma reglamentaria en Solano. La joven se encuentra internada en el Centro Médico Integral Fitz Roy de Capital Federal.
 
La agente de la Policía continúa recuperándose tras ser atropellada en tres ocasiones por ladrones que le habían robado su arma reglamentaria cuando se encontraba en Solano. Luego de volver a hablar tras habérsele quitado el respirador artificial, la integrante del CPC (Comando de Prevención Comunitaria) de Avellaneda, dijo: "Mamá, yo perdono a los que me hicieron esto".
 
González espera para ser operada de la pelvis y seguir así con su recuperación, luego del feroz ataque perpetrado por delincuentes que se trasladaban en un Volkswagen Gol Trend gris el miércoles pasado cuando cruzaba junto a una tía por la esquina de las calles Humberto 1 y La Calandria.

 
 

© Edición 24 "Otra parte de la realidad" 2005-2014. Todos los derechos reservados