Thursday, 24 Mayo 2018

 
El cabo Carlos Alvear fue sorprendido por un llamado al 101 solicitando pronta ayuda por parte de un hombre, ya que su mujer se encontraba dentro de su casa en pleno trabajo de parto. Gracias a las instrucciones del policía, la madre ni el bebé sufrieron complicaciones hasta la llegada de personal médico.
 
Si bien ocurrió el pasado 27 de septiembre hace poco se dio a conocer la acción valiente por parte de un policía de la ciudad de Esquel tras recibir un llamado al 101 por parte de Hugo Suarez, un vecino del barrio Ceferino, que solicitaba pronta ayuda ya que su esposa se encontraba en pleno trabajo de parto.
 
Desde el centro de monitoreo de Esquel el oficial a cargo cabo Carlos Alvear rápido de reflejos no dudó en calmar al futuro padre asesorándolo en función de que el bebé y la parturienta no sufran riesgos hasta la llegada de un profesional médico.
 
El policía detalló que mientras le daban directivas por radio desde el hospital mantuvo "el contacto telefónico siempre con el padre, dándole las instrucciones de cómo resolver el inconveniente y tranquilizando los nervios. Por suerte salió todo bien, la mamá tenía muy buenos signos vitales no perdió mucha sangre, el bebé nació bien se pudo mantener el calor que era lo fundamental que nos explicaban desde el hospital, llegó la ambulancia rápidamente y fueron trasladados al hospital la mamá con el bebé. Después llamamos para verificar, hablamos con el padre y era un varón, se encontraba en perfecto estado de salud y la mamá igual", relató en contacto con Radio 3 Cadena Patagonia.
 
"Lo gratificante para un empleado policial es poder ayudar aunque sea en esto y con esto demostrarles que estamos al servicio de la comunidad, de todas las cosas que pasamos esto es una de las cosas que refleja que para esto estamos", concluyó el cabo.
 
Fuente: http://www.elpatagonico.com/policia-asistio-telefonicamente-un-parto-n1295665

 
 

© Edición 24 "Otra parte de la realidad" 2005-2014. Todos los derechos reservados