Thursday, 19 Abril 2018

 
Tras el malestar que causo en la policía la noticia de que los sueldos del mes de abril llegaran sin aumento para los casi 100 mil efectivos de esa fuerza de seguridad, el gobierno de María Eugenia Vidal redobló la apuesta y prepara el pase a retiro de todos los oficiales con 32 años o más de carrera.
 
Además se anunció el cierre del sistema de Comandos de Prevención Comunitaria (CPC) creado por la gestión anterior para cubrir amplias zonas de la provincia a través de una división en “cuadrículas” del territorio de varios distritos bonaerenses.
 
Como respuesta, fuentes cercanas a la cúpula policial confirmaron que el próximo sábado 2 de abril comenzará un plan de acción que incluye quite de colaboración y la suspensión inmediata del servicio de emergencias 911.
 
El objetivo de Vidal es barrer con todas las modificaciones que llevó adelante Alejandro Granados mientras fue ministro de Seguridad de Daniel Scioli, una jugada que debilita aún más el rol de Cristian Ritondo en el gabinete, sobre todo si se tiene en cuenta que la de esa cartera fue una de las transiciones mas ordenadas y el actual ministro tuvo chances de empezar a tomar decisiones aún antes del 10 de diciembre.
 
Desde el SiPoBa, sindicato de policías sin reconocimiento oficial,  Nicolás Massi informó que “nuestra organización no convoca a la protesta, pero la gente está muy molesta por la diferencia salarial entre la Policía Metropolitana y la Bonaerense”.
 
“Por eso nosotros le hicimos un pedido concreto al gobierno. Le dimos una escala salarial, se la enviamos al Ministerio de Seguridad, y a pesar de que Vidal dijo que hay que proteger a los que nos protegen, nada ha pasado” dijo en declaraciones a la prensa.
 
El malestar de los efectivos comenzó luego del anuncio de un aumento en el valor de las horas adicionales que realizan los policías bonaerenses. La expectativa tras la llegada de un nuevo gobierno estaba puesta en una recomposición del salario y no en el valor de las horas extras “porque eso obliga a cualquier integrante de la fuerza a trabajar demasiadas horas para lograr un salario digno”, explicaron referentes policiales en diálogo con NOVA.
 
En el mismo sentido, las fuentes consultadas manifestaron sentirse “defraudados” por el gobierno de Vidal que “la mayoría de los policías votaron, pero que no parece estar interesado en cambiar las cosas” dijeron.
 
Fuente: Agencia Nova

 
 

© Edición 24 "Otra parte de la realidad" 2005-2014. Todos los derechos reservados